RPA ¿Qué es y cómo puede beneficiar a mi empresa?

Las soluciones tecnológicas son las alternativas más interesantes para mejorar la productividad en cualquier empresa. Estamos viendo cómo los procesos automatizados y las herramientas tecnológicas ayudan a mejorar cada parte de la empresa, aumentando las posibilidades de crecimiento y rentabilizando la inversión al poco tiempo.

Qué es la Robotización de Procesos

La Robotización de Procesos (RPA) es un tipo de tecnología destinada a la automatización de tareas en empresas. Mediante bots programados aumentamos la productividad de los procesos repetitivos para varias acciones cotidianas, mejorando el rendimiento y la productividad.

Los sistemas aprenden tareas y automatizan los procesos gracias a la implementación de la Robotización de Procesos, las cuales pueden ayudar sobre todo en procesos de producción.

En estos momentos, la inversión en robotización está comenzando a expandirse en el sector industrial. Las empresas se han dado cuenta de que una gran inversión en robotización puede rentabilizarse en poco tiempo ya que se ahorran salarios y errores humanos.

La RPA no deja de ser una parte importante en el proceso de transformación digital de una empresa. Empresas de consultoría digital como ToBeIT se encargan de implantar este tipo de tecnologías a clientes, mejorando su productividad en poco tiempo.

Prácticamente todos los sectores industriales cuentan con cadenas de producción que se basan en tareas repetitivas. Estas tareas que se repiten de forma continua pueden ser abordables por robots programados que sean capaces de ahorrar tiempo y recursos a la empresa.

Es evidente que la automatización de procesos mediante robots no es tan sencilla como estamos explicando. Esto requiere un trabajo duro de programación y una inversión muy alta en equipos que sean capaces de reducir los gastos de personal, pero la idea va poco a poco expandiéndose en las empresas europeas y americanas.

No más errores

Los errores son quizá la parte más identificable o vinculable al ser humano. Estos errores en la producción pueden llegar a provocar pérdidas millonarias a las empresas, lo que merma el crecimiento y acaba con los recursos.

Sin embargo, la robotización de procesos o RPA es capaz de eliminar por completo los errores humanos gracias a una programación precisa. Los procesos automatizados se repiten sin errores, salvo fallo eléctrico o similar.

Para qué puede servir la robotización de procesos

Los robots se encargan trabajos repetitivos que precisan una menor toma de decisiones. Un ejemplo de tareas fáciles y repetitivas que pueden realizar son: insertar datos, completar formularios, ejecutar aplicaciones, iniciar sesión en sistemas, mover archivos, etc.

Pero los robots no solo pueden estar capacitados para llevar a cabo acciones sencillas, si que los más avanzados también se pueden programar para acciones más complejas.

Las acciones complejas están relacionadas con interpretar datos, aplicar modelos en función de la información recibida, participar en conversaciones, etc.

Además, la RPA no solo beneficia al sector industrial sino que puede aplicarse al departamento de RRHH, sector financiero, atención al cliente, etc. automatizando la gestión de emails, cumplimentación de formularios y otras tareas repetitivas que no precisan de toma de decisión.