Recargo de equivalencia ¿Qué es y dónde se aplica?

Todos habremos escuchado el término recargo de equivalencia, sobre todo si estamos ligados a un trabajo administrativo. El recargo de equivalencia es un régimen de IVA obligatorio para comerciantes autónomos minoristas que no ejecuten un transformación del producto que finalmente vende.

El recargo de equivalencia se aplica únicamente para comerciantes minoristas, es decir, este tipo de recargo no se ejecuta en actividades industriales, en el comercio al por mayor o en actividades de servicios.

Sectores exentos de aplicar el recargo de equivalencia

No obstante, existen sectores exentos de aplicar el recargo de equivalencia como son las gasolineras, las galerías de arte, las joyerías o los concesionarios de coches entre otros.

Los trabajadores por cuenta propia dados de alta como autónomos que facturen más de un 20% de sus ventas a clientes profesionales pueden evitar el recargo de equivalencia y pasarse el régimen habitual de IVA.

Para ello deben informar a Hacienda y aportar la justificación legal oportuna que demuestre estas transacciones con el objetivo de evitar sanciones administrativas.

En qué consiste el recargo de equivalencia

El régimen especial de recargo de equivalencia es un concepto fiscal que en resumen supone pagar un coste de IVA un poco más alto que el habitual a cambio de no presentar declaraciones de IVA a Hacienda. Con el recargo de equivalencia, el comerciante minorista paga el IVA a su proveedor de manera directa simplificando la gestión de dicho IVA. No obstante, este recargo solo es aplicable en facturas de bienes que correspondan a género o mercaderías, por lo que su uso se acota bastante.

El recargo de equivalencia debe ser incluido por el proveedor en sus facturas diferenciandolo del IVA soportado.

Tipos de recargo de equivalencia

El Real Decreto Ley 20/2012 nos indica los tipos de recargos de equivalencia que deben incluirse en los casos de comerciantes minoristas.

  • 0,75% para tabaco.
  • 0,5% para artículos con IVA reducido (4%).
  • 1,4% para artículos con IVA reducido (10%)
  • 5,2% para artículos con IVA general (21%).