Aumentan las peticiones de traducción jurada para empresas

Vivimos en un mundo globalizado dónde cualquier empresa que tenga contacto internacional necesita contar con un conocimiento en idiomas y culturas para alcanzar acuerdos.

El crecimiento de una empresa viene supeditado por la cantidad de acuerdos que pueda llevar a cabo tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

Es por ello que el aumento de los servicios de traducción jurada está llevando a muchas agencias de traducción a buscar con ansia a un traductor jurado que domine diferentes idiomas. No obstante, los idiomas más solicitados en este tipo de servicios de traducción son el inglés y el chino.

Estos dos idiomas dominan el panorama de los negocios internacional por ello las personas que los hablan y tienen un uso profesional de los mismos tienen muchas papeletas para encontrar empleo gracias a las agencias de traducción.

¿Cuáles son los servicios que solicitan las empresas a las agencias de traducción?

Los servicios más demandados por las empresas a una agencia de traducción suelen estar relacionados con textos comerciales o con documentación legal para exportar el producto.

La traducción de textos comerciales es muy habitual dado que muchos catálogos se deben traducir a diferentes idiomas para intentar comercializarlos en los países de destino. De poco sirve enseñar nuestro catálogo únicamente en español si queremos vender nuestro producto en Alemania o Bélgica.

Además, otro de los servicios más habituales es la traducción de las páginas web corporativas de la empresa. Muchas compañías deciden actualizar sus páginas web e incorporar versiones en diferentes idiomas para potenciar la consulta y la venta online.

Esto supone un gran trabajo que únicamente empresas de traducción especializadas deben llevar a cabo ya que hablamos de mucha información de carácter técnico.

La traducción de documentación legal también es muy demandada a las agencias de traducción sobre todo a la hora firmar acuerdos o colaboraciones entre empresas que acaban de aterrizar en el comercio internacional.

Si no contamos con un departamento especializado lo más común es alcanzar un acuerdo mediante un documento legal traducido por una empresa de traducción.