La nueva normalidad en el trabajo

La crisis que España y el resto del mundo está pasando debido a la pandemia del coronavirus es un hecho que nadie puede objetar. A nivel económico, el desastre está siendo más que evidente pero hay otros ámbitos que también debemos destacar a consecuencia de la rápida propagación de este virus originado en China durante finales de 2019.

El trabajo es uno de los pilares de la sociedad y es evidente que el coronavirus ha incidido directamente en nuestra forma de trabajar. Miles de empresas han tenido que cerrar sus puertas o adaptarse a los nuevos tiempos imponiendo medidas anticontagio.

El teletrabajo es una de las alternativas más populares en la actualidad para frenar la epidemia, por lo que muchas empresas y particulares han tenido que buscar equipamiento de oficina como mesas, sillas de escritorio baratas o material de papelería para poder entregar los proyectos trabajando en casa.

Productividad y teletrabajo

Como indicamos más arriba, la epidemia ha provocado que tengamos que adaptarnos a los nuevos tiempos y una de las medidas más comunes es adaptar nuestro nuevo espacio de trabajo.

Trasladamos nuestro puesto de trabajo de la oficina a casa, con todo lo que implica. La mayoría de personas no están acostumbradas a trabajar desde casa, lo que puede afectar directamente al rendimiento de la empresa.

Las primeras semanas son siempre complicadas en el teletrabajo porque no estamos preparados para trabajar en casa de forma eficiente. Es normal entonces, que la productividad descienda durante los primeros días a causa de esto.

Sin embargo, los estudios más recientes apoyan la teoría de que el teletrabajo es, en muchas ocasiones, una oportunidad única para ahorrar recursos a la empresa. Si logramos establecer unas buenas rutinas de trabajo, podremos sacar partido a esta nueva situación de trabajo desde casa.

Puesto de trabajo en casa

Miles de trabajadores han tenido que adaptar su puesto de trabajo a casa, con las complicaciones que esto supone para la gran mayoría.

Si queremos que el trabajo en casa sea una opción, debemos incidir en la necesidad de tener un buen equipo y material para poder trabajar sin desplazarnos. Para ello, debemos buscar un lugar tranquilo donde colocar nuestro ordenador y nuestro material de oficina.

La mesa y la silla de oficina son elementos fundamentales para estar a gusto frente al ordenador, por lo que intenta buscar alguna que se adapte a tu presupuesto. En la actualidad encontramos en el mercado diferentes opciones de sillas de oficina a precios bajos, incluso las sillas de trabajo reclinables.

La silla es un artículo de gran importancia y por ello debemos buscar una silla de calidad, que nos permita estar sentados sin molestias durante bastantes horas seguidas.

Seguidamente, intentaremos no distraernos en la medida de lo posible. Dejar a un lado el móvil, la televisión, las mascotas o los niños es fundamental para que nuestro rendimiento no decaiga y el trabajo en casa de sus frutos.

La mayoría de distracciones en casa vienen por elementos externos por lo que debemos concentrarnos en dejar a un lado las distracciones y trabajar de forma eficiente.