Instagram y Dropshipping, una forma de vender con mucho recorrido

El dropshipping es una de las formas más novedosas de vender por Internet ya que combina el marketing con el ecommerce generando ventas online de una forma muy dinámica. El dropshipping se basa en vender por Internet productos pero la página web dónde se adquieren no gestiona los pedidos ni las entregas si no que se delegan en otro fabricante o distribuidores. Las mejoras económicas de años anteriores han provocado que muchos usuarios se busquen la vida a través de Internet y creen sistemas económicos rentables como por ejemplo el dropshipping.

De esta manera, el usuario que ha montado su ecommerce con dropshipping solo se preocupa de que su página genere ventas y se olvida de todo lo demás, ya que la gestión de los pedidos es delegada a otras empresas.

Por qué está de moda el dropshipping

El dropshipping está de moda porque hay muchos webmasters que tienen la capacidad de conseguir ventas por Internet pero no tienen los medios para montar una tienda online de verdad. Carecen de un almacén, logística, y un equipo que gestione y administre los pedidos.

La atención al cliente es uno de los pilares básicos de cualquier tienda física u online así que deciden montar una ecommerce que en realidad gestiona otra empresa y así obtener beneficios más bajos pero sin complicaciones.

Instagram, la pieza clave para vender por Internet

Instagram es una de las redes sociales más utilizadas en el mundo. Tras el bajón de Facebook, parece que Instagram ha tomado el relevo de usuarios que quieren continuar con su actividad social pero orientada a un público diferente. El público de Instagram es un público más joven, más dinámico y más orientado a la compra online.

Al ser una red social basada en la visualización, las imágenes y el tipo de producto que queremos vender es muy importante. Si realizamos marketing en instagram veremos cómo se potencia la visualización, se optimizan las fotografías y se cuida mucho la interacción.

Como comentábamos antes, Instagram es una red social que utiliza otro tipo de público más orientado a la venta online. Existen diferentes productos que se venden muy bien por Instagram dado que suelen encajar con el público joven y digital como los artículos de moda, dietas, salud o tecnología.

Es ahí dónde vemos como multitud de usuarios ejecutan campañas de marketing en Instagram para vender sus productos mediante dropshipping o afiliación y asi obtener rendimientos económicos muy favorables.

Influencers en Instagram

Los influencers son pilares básicos de cualquier estrategia de marketing en Instagram dado que mueven numerosos seguidores y promocionan muchos productos de forma creativa y orientada a la venta. Para realizar campañas con influencers debemos conocer su perfil, su actividad y sus seguidores y analizar si encajan o no con lo que estamos buscando.

Es posible que al principio veamos cómo muchos de ellos cobran tarifas demasiado altas por sus campañas en Instagram, pero no debemos rendirnos porque hay numerosos perfiles de influencers interesantes para cualquier tipo de campaña, ya sea muy ambiciosa o más estándar.