Formación en época de Covid-19

El coronavirus ha cambiado la realidad que vivimos, tanto en la esfera social como en la esfera laboral. Miles de empresas han tenido que adaptar los protocolos para que sus trabajadores puedan teletrabajar y así evitar el riesgo de contagio.

Pero, ¿cómo se han adaptado las empresas a este cambio? ¿Cuáles han sido los procedimientos de adaptación? ¿En qué punto ha quedado la formación de los trabajadores? Vamos a intentar responder a estas cuestiones, dejando claro que aún nos encontramos en período de adaptación por lo que los cambios se van sucediendo de forma continua y no hay una fórmula clara.

Las empresas que trabajan con servicios online han intentado proporcionar equipos de trabajo a sus trabajadores para continuar el trabajo en casa. Los servicios en la nube se han duplicado por la pandemia, ya que muchas personas tiene que compartir información de forma rápida e intuitiva.

Muchos trabajadores continúan con su trabajo en casa y, muchos de ellos, siguen con la idea continuar con su formación a pesar del momento que estamos viviendo.

Es evidente que la formación continua siendo un pilar básico en cualquier empresa y para cualquier trabajador. Un trabajador sin formación específica tendrá más limitaciones a la hora de generar nuevas ideas o cumplir con unas tareas determinadas.

Además, la falta de formación previa y de certificación profesional puede provocar que tengamos problemas a la hora de adaptarnos a nuevos retos laborales o situaciones novedosas como el teletrabajo.

Muchas empresas han hecho un gran esfuerzo para que la formación sea un pilar fundamental en el crecimiento corporativo y en el crecimiento laboral de sus trabajadores. Los cursos, másters o ponencias financiadas por las empresas han aumentado el valor de la misma, siendo un incentivo claro para los empleados en caso de sentirse con ganas de cambiar de ambiente laboral.

Pero, ¿cómo queda la formación en estos casos? La pandemia del Covid-19 es implacable y ha acabado muchos sistemas. La formación presencial ha quedado en el aire hasta nuevas noticias. Por el momento, pocos se plantean ofrecer formación presencial y se aceleran los cursos online y las plataformas de elearning.

La mayoría de empresas quieren que sus trabajadores sigan formándose pero no de cualquier manera, por ello se ha detectado un creciente interés en Formación corporativa certificada IEF. IEF o Instituto de Estudios Financieros es un centro de referencia en la preparación de profesionales financieros con acreditación, ya que preparan a sus alumnos para títulos con certificación profesional.

No hablamos de un centro de estudios de los miles que podemos encontrar por Internet, sino de una escuela financiera de alto prestigio que prepara a sus alumnos para metas más altas que un simple título de Máster.

Las empresas que apuestan por una formación avanzada tienen más probabilidades de obtener beneficios a medio y largo plazo. La especialización es un factor básico para cualquier trabajador y las empresas que apuestan por el talento y la forma, se ven recompensadas al poco tiempo.

Si eres un trabajador con altas miras de futuro, nuestro consejo es que nunca dejes de formarte. Si eres una empresa, te aconsejamos que valores la posibilidad de invertir en la formación de tu plantilla o equipo de trabajo, es una inversión rentable.