La crisis de la Covid-19 una amenaza real para la eliminación de la brecha salarial

Las diferencias de salarios entre hombres y mujeres en España es una realidad. A pesar de que se están dando pasos firmes para poder solventar este problema histórico en nuestro país, la diferencia sigue siendo bastante amplia.

Además, la crisis provocada por el coronavirus amenaza de forma directa al freno en la brecha salarial. ¿Cómo es posible que una pandemia afecte más a las mujeres que a los hombres? En este caso, las restricciones para frenar los contagios por covd-19 y el descenso de la demanda están afectando de manera clara a sectores donde la mujer juega un papel muy relevante, como la hostelería, el comercio, el turismo o el comercio.

Debemos destacar que muchos sectores que dependen del turismo y de la movilidad son regentados por mujeres y esto puede suponer una apertura del brecha salarial. Durante la crisis de 2008 se evidenció este hecho por el mismo problema: el cierre de la actividad de muchos negocios y comercios donde las mujeres tienen un papel más extendido que los hombres.

Qué es la brecha salarial

La brecha salarial de género es un problema generalizado donde las retribuciones entre hombres y mujeres difieren, siendo las de las mujeres generalmente más bajas a pesar de realizar la misma función y ejercer el mismo puesto.

Es evidente que es no ocurre en todos los sectores y puestos de trabajo, pero según los últimos datos existe cerca de 23% de diferencia entre salarios de hombres y de mujeres en España.

Para frenar este problema tan complejo, el Gobierno de España promulgó una ley de Igualdad que indica que: “las empresas, para garantizar el principio de igualdad salarial, están obligadas a “llevar un registro con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor”.

Esta ley fue puesta en marcha durante el año 2019 y obliga a las empresas a efectuar políticas retributivas con el objetivo de frenar la brecha salarial. Sin embargo, durante el año 2020 se agudizó esta brecha sobre todo durante el segundo semestre batiendo records.

Comparativa con países europeos

España no es el único país donde se genera una brecha salarial de género, sino que otros países también cuentan con este fenómeno. En concreto, países como Reino Unido, Bulgaria o Italia tienen niveles similares de brecha salaria entre hombres y mujeres si tenemos en cuenta los datos del pasado 2020.

Otros países como Eslovaquia o Rumanía también registraron aumentos pero sus cifras de brecha salarial son realmente bajas si las comparamos con España. En concreto, Rumanía apenas tiene un 5% de brecha y España supera el 23%.