El correo electrónico y la experiencia de usuario

Correo electrónico, un crecimiento sin límite

El correo electrónico se ha convertido en una de las herramientas más importantes para cualquier estrategia digital. El email ha cogido mucha notoriedad tras el auge del smartphone y la cantidad de sitios web dónde nos solicitan los datos de nuestro correo electrónico.

Las nuevas tecnologías nos invitan a estar permanentemente conectados a Internet gracias a nuestros smartphone, lo que implica que tengamos acceso constante a nuestras cuentas de correo electrónico. La gran cantidad de servicios que precisan obtener un aviso mediante correo electrónico provocan que el email sea una de las herramientas más utilizadas hoy en día. Tenemos multitud ejemplos para los avisos y notificaciones por correo electrónico: confirmación de pedido, alta de una cuenta, activación de una cuenta, registro electrónico en una página web, confirmación de envío en un pedido, newsletter o boletín semanal de alguna empresa, etc.

Es en este último punto dónde se ha visto el gran crecimiento del email. La creación y diseño de newsletters por parte de muchas empresas ha hecho que el email marketing sea una de las técnicas de marketing online más utilizadas durante los últimos años.

En el siguiente punto os explicamos como la experiencia de usuario se ha convertido en uno de los pilares de cualquier estrategia de marketing online.

Experiencia de usuario, innovación y mejora de navegación

Los avances tecnológicos y la revolución de las tecnologías de la información y la comunicación se han convertido en un factor clave en las empresas y organizaciones actuales.

La implantación y uso cotidiano de colaboración visual en una organización puede ayudar a cambiar los hábitos de trabajo y los procesos de comunicación y decisión, consiguiendo una mejora de eficiencia, productividad y por tanto de competitividad.

Cada día, la sociedad es más consciente de que invertir a tiempo en soluciones de Telepresencia, Videoconferencia y Colaboración Visual puede traer grandes beneficios para todas las partes de la ecuación. Además de las ventajas evidentes y tangibles desde el punto de vista del análisis coste-beneficio; gracias a estas herramientas, se consiguen otros muchos aspectos más difíciles de valorar pero de gran importancia tanto para la organización, como para los usuarios, el entorno y la sociedad. Ahorrar tiempo improductivo, acelerar de toma de decisiones, mejorar la integración de las personas de la organización, aumentar la calidad de vida y mejorar la conciliación trabajo-familia, reducir la emisión de gases contaminantes; son muchos los beneficios de la comunicación visual.

Sin embargo, a veces, este tipo de soluciones no terminan de ser la solución. Mientras la mayoría de las organizaciones se centran en los aspectos tecnológicos, los factores clave en el éxito o el fracaso de la implementación y adopción de estas soluciones tiene mucho más que ver con aspectos culturales, con la adecuada integración audiovisual y con la simplicidad de uso. La clave del éxito está en “la experiencia del usuario” y no cuidar estos matices puede hacer a las empresas fracasar.