Adaptación de los medios: propuestas de la APD

La Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) ha celebrado un encuentro para conocer la compleja coyuntura en la que se encuentran los medios de comunicación. Para que nadie se engañara el título del foro ya era muy revelador: El mapa del sector, en continua metamorfosis.

Uno de los asuntos que más preocupa a profesionales y empresarios de Media es la complementariedad, competencia o convergencia entre la televisión digital e internet. Para despejar dudas acudió al Hotel Meliá Castilla de Madrid, donde se celebraba el acto, Jesús María Bautista, perteneciente a la División de Nuevos Negocios de Mediaset España (empresa que agrupa a las cadenas Telecinco y Cuatro, entre otras).

De hecho, afirmó que las redes sociales son fundamentales pero que hay que saber gestionarlas pues se pueden volver en tu contra. Para Mediaset no hay riesgo de canibalización y por ello, todos sus programas estrella, series y demás contenidos se encuentran a disposición del internauta.

José Luis Sainz, consejero delegado de El País habló de cómo la prensa escrita debe evolucionar hacia un mercado posible. En primer lugar afirmó que le encanta trabajar en empresas en reconversión porque son las más divertidas para después glosar como cada día, sale a la calle un periódico que es la obra colectiva de mucha gente. Precisamente esa gente y la fuerza de los contenidos son los que salvarán a los periódicos, dijo Sainz, que sufren una doble crisis: La económica que azota el mundo occidental y la amenaza de que la prensa escrita desaparezca. De hecho, dijo que hay agoreros que afirman que en 2047 ya no habrá periódicos en papel.

A todo esto se suma la compleja situación en la que se encuentra nuestro país pues cada vez hay menos circulación de periódicos, las promociones caen (las tazas y otros productos que se entregaban con los periódicos hacía realmente que se vendiera más) de tal forma que han caído los periódicos deportivos, los que más vendían, después los generales y menos los locales porque hay poca flexibilidad en este sector para adecuar los costes a la caída de ingresos. Además, hay un fuerte apalancamiento industrial porque salvo fabricar papel, el resto de la cadena de producción lo hacían las empresas editoras.

Cree el CEO de El País que la solución pasa por las tablets y los dispositivos móviles, ya que, en los próximos 5 años toda la humanidad estará conectada a internet. “Tenemos las mayores audiencias de la historia al menor coste y esto hay que aprovecharlo”, dijo Sainz en referencia a la interactuación de lectores con los medios siempre y cuando haya un control.

Todas estas cuestiones pasarán necesariamente por la mejora de las plataformas tecnológicas pues el que gana es el que primero actúa, remató. Se abordó el tema de la optimización de los procesos y de las propias marcas, para ello se debería abrir una franquicia con el objetivo mejorar la rentabilidad, al igual que hacen los restaurantes y otros sectores.

Por último, abordó el asunto de la gratuidad de los contenidos que todavía está por definir y aplaudió la figura del editor como empresario que sabe de la trascendencia social que tienen los medios de comunicación que están para servir a la democracia antes que para ganar dinero. Por último, dijo que los contenidos no los puede hacer cualquiera y por ello debe haber buenos profesionales bien tratados y remunerados que ejerzan el periodismo con libertad. No es lo que ocurre ahora ni siquiera en su grupo, señor Sainz me atrevería a decirle.

Por último, afirmó que las radios deben apoyarse en grandes grupos de comunicación con los que desarrollar estrategias conjuntas.

José Manuel Velasco, presidente de la asociación Dircom, declaró que hacen falta medios de comunicación fuertes y profesionales bien tratados para que la información fluya por el circuito. Al margen de las regulaciones que se imponen, como es el caso de las cotizadas a través de la CNMV, a los medios hay que ofrecerles contenidos que les puedan interesar aunque a veces los tiempos no coinciden.

Es decir, hay cosas que en determinados momentos a los periodistas no les interesan o viceversa a las empresas. Por ello hay que premiar a quien se trabaja la información pues los gabinetes de comunicación deben estar en contacto con los medios y no en trincheras enfrentadas y más ahora que hay una exigencia de responsabilidad sobre la gente que informa y por lo tanto, crea opinión, aseguró Velasco.