Algunos apuntes sobre las redes sociales en empresas

La mayoría de usuarios que utiliza Internet de forma asidua tiene perfiles en redes sociales. Las redes sociales se han convertido en una herramienta de comunicación muy potente a nivel mundial y son consideradas la gran revolución de este siglo.

Algunos apuntes sobre las redes sociales en empresas

Tener redes sociales no significa hacer un buen uso de ellas. Todos los días vemos empresas que hacen un mal uso de las redes sociales al no conectar correctamente con su audiencia y no exprimir el gran potencial que nos brindan.

Las redes sociales necesitan trabajo

La realidad es que las redes sociales no pueden ser un hobby para una empresa. Estamos hartos de encontrar empresarios que llevan sus redes sociales de forma puntual y que se quejan de los bajos resultados que obtienen dentro de este canal de comunicación.

Las redes sociales necesitan trabajo diario y constante para conectar con clientes potenciales y hacer crecer la red. Las empresas o perfiles que tienen éxito en Instagram, Facebook o Twitter son aquellos que les dedican mucho tiempo y esfuerzo para subir contenidos interesantes y que su audiencia se interese de verdad por lo que comparten.

Profesionalización del sector

La figura del empresario y community manager al mismo tiempo es algo que vemos de forma habitual en muchas empresas españolas. Los empresarios no quieren contratar un community manager pero tampoco renunciar a las redes sociales como canal de comunicación porque les han dicho que deben tener presencia en ellas.

Esto no quiere decir que vaya a salir mal, pero lo habitual es que no salga bien. Las empresas que quieran tener una presencia digital adecuada deben contratar los servicios de un community manager o recurrir a herramientas de redes sociales como Spidwit, que permite programar publicaciones y subir contenidos novedosos a los perfiles sociales.

Es importante saber que las redes sociales no las puede llevar cualquiera, ya que puede ir detrimento de la propia empresa. Un mal uso de las mismas puede hacer mucho daño a la empresa a corto o a medio plazo, así que mucho ojo.

Elegir bien las redes sociales

Las empresas cometen el error de no centrarse en una red social para comenzar su andadura en el mercado digital. Aunque el crecimiento de las redes sociales es un hecho contrastado, las empresas locales no siempre deben estar en todas las redes sociales posibles porque sus clientes no siempre estarán en ellas, así que lo más aconsejable es aunar esfuerzos y comenzar con una red social adecuada y adaptada a nuestro público.

Facebook o Instagram son las redes sociales más interesantes para las pequeñas y medianas empresas, asi que nuestro consejo es que empecéis por ahí. No hay muchas pymes que opten por Twitter, aunque puede llegar a ser interesante en algunos casos.