Qué ahorras con el alquiler con opción a compra

El mercado inmobiliario ha vuelto a despuntar y la compraventa de viviendas se está convirtiendo en una de las opciones más claras para obtener rentabilidad a medio plazo. Tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, muchos usuarios no pudieron hacer frente a los pagos requeridos de los bancos, perdiendo sus viviendas por embargos y ejecuciones inmobiliarias.

Qué ahorras con el alquiler con opción a compra

Además, los bancos comenzaron con sus políticas restrictivas de concesión de hipotecas siendo así muy difícil obtener el crédito para comprar una vivienda.

No obstante, con las nuevas políticas económicas el problema parece haberse solucionado. El mercado inmobiliario vuelve a estar estable y muchos inversores buscan oportunidades en él para obtener rendimientos económicos a medio y largo plazo.

La mayoría de los propietarios que deciden comprar una casa para alquilar buscan obtener rendimientos económicos a corto plazo. Existen muchas formas de alquilar una vivienda, pero en todas ellas deberemos pagar impuestos por lo que debemos pensar que no todo es para nosotros.

Tipos de alquiler

El alquiler a particulares es quizá la forma más popular de arrendar una vivienda. Tiene los inconvenientes de que necesitas encontrar personas de confianza y las deudas contraídas son complicadas de cobrar.

El alquiler vacacional es un tipo de alquiler que se está poniendo muy de moda en estos últimos años, por ello el Gobierno ha intentado regular este tipo de alquileres. Existen Comunidades autónomas dónde se restringe este tipo de alquileres a los propietarios según en qué zonas nos encontremos, por lo que debemos informarnos antes de colgar nuestra casa en plataformas como Airbnb.

Alquiler con opción a compra, el más interesante

Sin embargo, una de las opciones que mejor se adaptan a las exigencias de los inquilinos es el alquiler con opción a compra. En este tipo de alquiler, el inquilino puede decidir en qué momento comprar la vivienda por lo que se puede adaptar a la mejor oferta de financiación que encuentre. Además, el inquilino o inquilinos podrán vivir hasta cinco años de alquiler antes de formalizar la compra.

No obstante, el inquilino puede no comprar la vivienda si así lo desea. En tal caso, el propietario podrá quedarse con una prima inicial a modo de compensación ya que es posible que la situación del mercado inmobiliario haya cambiado y el propietario se vea afectado por esta decisión.

En cualquier caso, el alquiler con opción a compra es un tipo de alquiler que suele convencer a los inquilinos ya que tienen la sensación de no estar malgastando todo el dinero en el alquiler, independientemente de su decisión final de adquirir o no la vivienda dónde residen.