Qué hacer ante una grieta en la pared o muro

No es extraño que nos encontremos con una grieta en la pared o en muro de casa, la oficina, etc. Ante la aparición de una grieta lo normal es preocuparse e intentar informarse de por qué se ha producido, pero no debe cundir el pánico, hay diferentes motivos por los que aparecen las grietas y no en todos significa algo grave.

Lo primero que debemos conocer es el tipo de grieta que ha surgido en nuestro muro o pared, existen los siguientes tipos:

  1. Grietas en la pintura: No son preocupantes, no afectan a la edificación. Pueden surgir porque no se haya aplicado de forma correcta la pintura a la pared o porque haya mucha humedad en la región. En cualquier caso, solo afecta a la capa superficial y su problema es solo estético. Tiene una solución sencilla, volver a pintar de nuevo.

  2. Grietas en la mampostería: Aquí ya nos encontramos ante un caso más preocupante, cuando afectan a la mampostería o al techo el problema puede ser grave, hay que ponerse en contacto con un profesional para que diagnostique el caso.

  3. Grietas en la estructura: Cuando las grietas aparecen ya en vigas, columnas o partes esenciales de la estructura hay que contactar rápidamente con un experto para que analice la edificación.

Ya sabemos los diferentes tipos de grietas que pueden aparecer, pero debemos conocer las causas por las que se pueden producir:

  • Un mal enyesado: Un error en la cantidad o en la aplicación del yeso provoca que aparezcan las grietas y que se produzcan también en la pintura, siendo visibles. No es nada grave y la solución pasa por enyesar de nuevo la pared.

  • Los materiales de construcción estaban defectuosos: Este caso es similar al anterior, a causa de que alguno de los materiales tuviera un problema puede surgir alguna grieta, pero tampoco es un caso que revista mayor gravedad y que se puede solucionar de forma sencilla.

  • Grietas por esfuerzo higrotérmicos: En este caso son grietas que aparecen por los cambios de temperatura bruscos o la humedad. Los cambios de temperatura producen contracción o dilatación de los materiales y acaban surgiendo las grietas. Son muy habituales y no son graves ni un riesgo para la construcción.

  • Sobrecargas en la construcción: Este es el caso más grave y el que requiere de la intervención de un profesional. Si la base de la estructura no puede soportar el peso de la edificación hay que tomar medidas ya que corre riesgo de que se produzcan derrumbes.

Para solucionar estos problemas hay que contactar con una empresa especializada en reparación de grietas y en consolidación de las cimentaciones con la instalación de micropilotes, para que pueda corregir cualquiera de los problemas antes nombrados. Geosec es una empresa que trabaja en diferentes países de Europa, con una amplía experiencia en la solución de este tipo de problemas.