Préstamos online, el método más fácil para pedir un crédito

En los últimos años hemos presenciado como los bancos han decidido limitar el préstamo a los solicitantes debido a su situación financiera. Antes de entrar en el período de crisis económica provocado por la burbuja inmobiliaria, los bancos o entidades financieras concedían créditos sin apenas exigir requisitos a los solicitantes.

Estos créditos personales podían ser de cantidades bajas para tapar agujeros o, también, hipotecas para comprar una vivienda. Los bancos tuvieron que embargar numerosas propiedades a los usuarios que no podían devolver el préstamo a la entidad bancaria, consiguiendo una cartera de inmuebles mucho más grande de lo que se podía imaginar en un principio.

Ante la negativa de los créditos bancarios, muchas plataformas buscaron la manera de seguir asistiendo la gran demanda de préstamos o minicréditos personales que sigue habiendo. Para conseguir un crédito fácil, las plataformas online han diseñado un sistema de solicitud muy eficiente dónde puedes solicitar un préstamo en apenas unos pasos y sin tener que dar demasiadas explicaciones.

Los préstamos bancarios siguen siendo una opción a día de hoy, pero la realidad es que las probabilidades de que nos otorguen ese dinero son muy bajas.

Además, el hecho de tener que desplazarnos, concertar la cita con el director o responsable de la entidad y aportar toda la documentación que nos exigen para conseguir un crédito personal, hace que los usuarios busquen opciones alternativas como los préstamos online.

¿Quién puede solicitar préstamos online?

En principio cualquier usuario puede solicitar préstamos online, solo necesita un dispositivo con acceso a Internet y unos 5 minutos para rellenar la solicitud. Otra de las ventajas que ofrece este sistema de créditos por Internet, es que las solicitudes las pueden realizar personas que están dadas de alta en listas de morosos como Asnef.

Si estamos dados de alta en listas de morosos, las entidades bancarias nos denegarán la solicitud del préstamo al instante pero, si utilizamos plataformas online de crédito. tendremos una probabilidad alta de que nos acepten la solicitud y recibir el dinero en poco tiempo.

Créditos rápidos y fáciles de obtener

Como apuntábamos en el inicio del artículo, la gran ventaja de este tipo de créditos es que son préstamos fáciles y rápidos. Decimos que son rápidos porque el proceso de solicitud se realiza en pocos minutos con un sistema diseñado para que los usuarios obtengan rápidamente su dinero y puedan hacer frente a cualquier apuro económico que se presente.

También decimos que son fáciles porque, si los comparamos con los préstamos bancarios, son sencillos de obtener incluso para personas dadas de alta en listas de morosos.

Los créditos online no suelen ser para solicitar cantidades de dinero muy elevadas, pero nos sirven para obtener una cantidad de dinero que nos ayude de forma puntual en alguna situación financiera delicada.