Mercado bursátil: Cómo comprar acciones

Invertir es una de las actividades más populares que podemos realizar hoy en día. Las inversiones en bolsa o en criptomonedas se han popularizado desde que la crisis sanitaria del coronavirus nos provocó un confinamiento prolongado.

Muchos usuarios con poca experiencia se han aventurado a comprar acciones o comenzar a operar en plataformas de inversión como ETFinance.

Estas plataformas de inversión hacen que operar en bolsa sea mucho más sencillo que hace unos años y han provocado una verdadera revolución en el sector.

Invertir en bolsa requiere cierto conocimiento, aunque hay productos financieros que están preparados o diseñados para no tener que preocuparse demasiado por cómo fluctúa un valor. Es interesante visitar alguna web sobre comprar acciones para documentarse de todos los productos financieros y plataformas de inversión.

Los ETF y los fondos indexados son productos pensados para aquellos que quieren invertir pero que apenas tienen conocimiento o tiempo para dedicarle a invertir. Las inversiones requieren algo de tiempo para fijar órdenes de compra y venta, ver cómo se comporta el mercado, seguir las noticias que influyen en el sector dónde estamos invirtiendo, etc.

Si nuestra estrategia es a largo plazo, lo más fácil es comprar acciones de empresas que sigan aumentando su valor poco a poco. Es el caso de empresas tecnológicas americanas, que han demostrado tener mucha estabilidad a medio plazo y continuar con un crecimiento muy sostenible haciendo que invertir en bolsa sea más rentable que nunca.

Es el caso de Google, Amazon o Apple, empresas con una solidez financiera más que contrastada y que, conforme pasan los años, demuestran liderar el ranking de empresas con mayor valor en la actualidad.

Si por el contrario nos gusta más el riesgo, tenemos otros productos financieros que pueden suponer más ganancias o pérdidas. El trading de criptomonedas por ejemplo, se ha convertido en una inversión con mucho riesgo pero con increíbles ganancias en caso de tomar buenas decisiones.

No obstante, cabe centrarnos más en un mercado más sostenible como la bolsa donde vemos muchas empresas que por sus fundamentales, parece que tendrán un crecimiento muy interesante a medio y largo plazo.

Invertir en acciones es cada vez más sencillo, pero es importante tener ciertos conocimientos financieros y no dejarlo todo al azar. Las malas decisiones financieras suelen afectar a los novatos, por lo que es importante tener claro que el dinero que hemos invertido podemos perderlo si nos precipitamos o sino somos capaces de soportar pérdidas.

La formación en bolsa se puede realizar gracias a la extensa información que hay Internet, como la que aparece en blogs, canales de Youtube o plataformas de elearning que ofrecen cursos reglados de formación en bolsa.

Todo conocimiento es poco para un sector que sigue el alza y que no parece que vaya a ir a menos gracias a las nuevas tecnologías.