Innovar en nuevas líneas de negocio

Las empresas son entes dinámicos que cambian su plantilla, su forma de transmitir y, en algunos casos, sus productos y servicios.

Los productos o servicios de una empresa son la base de la venta, si tenemos un buen producto es probable que la empresa funcione bien. Sin embargo, los tiempos cambian y lo que antes era algo novedoso ahora puede haberse convertido en algo antiguo.

Podemos ver miles de ejemplos a lo largo de la historia, desde los servicios de Internet hasta la publicidad offline. Este tipo de servicios que tuvieron su momento pueden haberse quedado atrás simplemente por una moda o por el paso del tiempo.

Si las empresas no son capaces de anticiparse a este tipo de problemas, probablemente su crecimiento se vea estancado y tengan dificultades para salir adelante. Por ello, la innovación y el cambio suelen ser necesarios para los productos o servicios de una empresa.

Un ejemplo práctico lo vemos en la Coca Cola. Un producto clásico y bien afianzado que no ha dejado de innovar intentando adaptarse a la sociedad de hoy en día. Por ello, escuchando a su audiencia decidió suprimir el azúcar en su Coca-Cola Zero y también la cafeína, uno de los componentes más significativos de esta bebida famosa en todo el mundo.

La sociedad y el consumidor demanda cambios y las empresas están obligadas a modificar sus productos y servicios para mejorar. Ahora bien, ¿cómo podemos lanzar al mercado productos o servicios nuevos a clientes antiguos?

La realidad es que un cliente antiguo identifica a una empresa o marca de una forma concreta, por lo que es difícil abrir nuevas líneas de negocio sin que haya una fricción en las ventas con los clientes antiguos.

El trabajo de innovar y lanzar nuevas líneas de negocio se convierte en una cuestión de prioridades, tal y como afirma la consultora estratégica The Flash Co. Esta consultora empresarial es experta en ayudar a empresas en su proceso de digitalización, liderazgo e innovación, analizando al detalles los productos y servicios que se ofertan.

El éxito de un trabajo de innovación y del lanzamiento de nuevas líneas de negocio pasa por un análisis exhaustivo y una planificación efectiva. Si la empresa no es capaz de planificar su estrategia y lanza nuevas líneas sin analizar al detalle todos los factores que esto implica, es probable que su reputación y su inversión queden mermadas a medio plazo.