Cerrando el ‘gap’

El Ibex es uno de los índices internacionales que acumula peor comportamiento relativo en 207, tan sólo superado (a la baja) por bolsas como la helena. Sin embargo, el amplio “gap” o diferencial abierto con respecto a otros índices europeos ha empezado a cerrarse desde principios de junio.

Así, y a pesar de mantenerse (en comportamiento relativo) un 16% por debajo del Eurostoxx y un 27% por debajo del DAX alemán en lo que llevamos de año, el mes de junio se ha iniciado con un cierre sustancial de este diferencial, con el Ibex presentando un mejor comportamiento relativo, del 8% frente al Eurostoxx y del 12% frente al Dax.

La principal razón de esta recuperación hay que buscarla en los avances respecto al reconocimiento de las necesidades de capital de la banca española y especialmente en la posibilidad de que las mismas se financien a través del fondo de rescate de la Unión Europea, permitiendo en buena medida desvincular riesgo financiero y riesgo soberano, a la vez que debería mejorar la visión que tienen las agencias de rating respecto a la calificación crediticia de España.

No hay que olvidar que entre las razones de los recientes recortes de nuestro rating soberano destacan las necesidades de capital de la banca española. La cuantificación definitiva de estas necesidades (pendientes de la valoración de auditores independientes) y la implementación de su vía de financiación serán por tanto claves para que el Ibex continúe acortando distancias con las bolsas europeas.

Asimismo, el gradual giro en los discursos de las autoridades monetarias, más tendentes a tomar nuevas medidas en caso de que aumenten las tensiones, debería ser especialmente positivo para aquellos índices más castigados, especialmente si vienen acompañados de apoyos políticos a un mayor crecimiento que haga de contrapeso a los temores de desaceleración global.

Esto no significa que todo esté resuelto: aún queda mucho por hacer, y no olvidemos que Grecia acudirá a las urnas el próximo domingo, pero lo cierto es que se van sentando las bases para que la percepción de España desde el exterior mejore.