Calderas policombustibles Vs Calderas de leña

Ya ha llegado el invierno y con él, las bajadas de las temperaturas, es por ello que creemos que es el mejor momento para que te decidas a comprar una caldera y así dar calor a nuestro querido hogar.

Hoy os traemos un post en el que queremos comparar las calderas de policombustibles con las calderas de leña, en el que os mostraremos las ventajas de uno y otro para que podais elegir cual os puede encajar mejor.

Lo primero que os queremos explicar es qué se entiende por caldera policombustible. Este tipo de calderas te permite utilizar diferentes tipos de biomasa, las cuales llegan a abastecer toda una vivienda de calefacción y agua caliente. Los tipos de combustibles que puedes utilizar son: carbón, leña, pellets, residuos forestales… Por esta razón es una opción muy versátil.

Este tipo de calderas están ideadas para viviendas unifamiliares debido a la necesidad de instalación de una salida de humos y debido a que debido a su tamaño, necesitas de un espacio amplio para colocarla y almacenar el combustible.

Las calderas de leña son aquellas que se utiliza como único combustible la leña, por tanto, a diferencia de las calderas de policombustibles sólo se puede utilizar un único combustible.

Por tanto, en cuanto a ventajas, las calderas de policombustibles tienen las siguientes ventajas frente a una caldera de leña:

  1. La biomasa que puedes utilizar para la caldera de policombustible, por ejemplo pellet es un material reciclado y es un combustible mucho más barato que la leña, que es el material que tendrias que comprar para una caldera de leña.
  2. Almacenamiento: el combustible de una caldera de policombustible es mucho más facil de almacenar que la leña, además de que ensucia muchisimo menos que la leña. Por ejemplo, para generar la misma potencia de calor, el combustible pellet llega a ocupar hasta 3 veces menos espacio que el almacenamiento de la leña para la caldera de leña.
  3. Residuos: un punto muy importante a tener en cuenta es que la biomasa pellet genera muy pocas cenizas a diferencia de la leña, lo que hace que la limpieza sea mucho más rápida.
  4. Colaboración con el medio ambiente: uno de los puntos más ventajosos de es que con la biomasa de la caldera de policombustible no colaboras en la tala de árboles, ya que puedes utilizar otros materiales diferentes que sean desechos o reciclados a diferencia de la caldera de leña, que si o si necesitas la leña como único combustible.

Además las emisiones de CO2 de una caldera de policombustible son mucho más reducidas que las de una caldera de leña, por tanto, colaboras a reducir el efecto invernadero.

Con estos tips que te hemos indicado, podrás elegir la mejor caldera para dar calor a tu hogar y contribuir con el medioambiente impactando lo menos posible en su deterioro.