Aprender a invertir, la asignatura pendiente de muchos

Invertir es un estilo de vida. El inversor busca renunciar a parte de su dinero con el objetivo de generar más a medio o largo plazo y, para esto, hay que tener conocimiento y personalidad. Muchas personas renuncian a invertir dinero por ese miedo a la pérdida también llamada en la jerga económica: aversión al riesgo.

Aprender a invertir, la asignatura pendiente de muchos

No obstante, las personas que deciden no invertir probablemente estén tomando la decisión errónea ya que el dinero necesita moverse para generar más. No hace falta aplicar complejas técnicas de inversión sino que con pocos pasos podremos obtener una rentabilidad alta y así no tener el dinero parado en nuestra cuenta bancaria.

Formación en bolsa

Ahora bien, si lo que queremos es invertir de verdad y aplicar técnicas de inversión especializadas debemos conocer el mercado y cómo funciona la economía. Los cursos de bolsa por ejemplo, son ideales para empezar a conocer cómo se opera en el mercado de valores y las opciones que tenemos para obtener rentabilidad. Estos cursos enseñan el funcionamiento de la bolsa española e internacional y ofrecen al alumno la posibilidad de introducirse en este mundo tan fascinante.

Una dedicación exhaustiva y un aprendizaje de calidad son las bases para que nuestra idea de operar en bolsa tenga éxito a medio plazo.

Como introducción a la bolsa, estos cursos son perfectos pero si lo que buscamos es un conocimiento profesional de los mercados financieros la mejor opción es estudiar un Máster en Bolsa y Mercados Financieros. Las salidas de este máster incluyen cargos profesionales sobre inversiones como analista financiero, consultor estratégico o controller financiero. Para ello, el alumno estudia cómo es la política monetaria y el sistema financiero actual, además complejos planes financieros, mercados de divisas, etc.

No es tan fácil como parece

Con la digitalización de muchas herramientas de la sociedad, la inversión en bolsa se puede hacer en pocos pasos. Mediante nuestro smartphone podemos operar en todo el mundo simplemente con tener acceso a Internet y abrirnos un perfil. Esta facilidad para operar choca un poco con la realidad de la situación, la bolsa requiere dedicación, conocimiento y preparación.

No todo el mundo vale para invertir u operar en bolsa aunque la sensación que se vende es que es un mercado sencillo y dónde todo el mundo puede ganar dinero. La realidad es que la bolsa es un producto complejo que precisa un aprendizaje previo de los mercados financieros y de la economía global.

Un sólo acontecimiento político puede cambiar el rumbo o las tendencias de toda la bolsa de un país entero, por lo que la información es clave para poder operar en este sector.

A pesar de las facilidades del sistema, comenzar a invertir sin tener conocimientos previos del mercado y de la economía es un disparate que únicamente se podrá traducir en pérdidas de dinero prácticamente inmediatas.