Ventajas de contar con una asesoría

Las empresas son entidades muy volátiles sobre todo cuando comienzan su actividad económica. Montar una empresa no es flor de un solo día y suele costar bastante tiempo y dinero. No obstante, el mercado nos facilita el acceso a determinadas herramientas y/o servicios que facilitan la gestión y la administración de empresas.

Programas de ordenador (software), páginas web o dispositivos electrónicos son algunos de los ejemplos de herramientas que el mercado nos brinda para facilitar la creación de nuestra empresa.

Otro de los servicios básicos de cualquier empresa lo podemos encontrar en el asesoramiento. Una asesoría es clave para comenzar o mantener un negocio ya que nos permite cumplir con todos los temas burocráticos a nivel fiscal, laboral y contable.

Las asesorías nos permiten ahorrar tiempo y dinero al poder centrarnos plenamente en el crecimiento de nuestro negocio. Si dejamos los temas administrativos a un lado, seremos mucho más eficientes y disfrutaremos de mayor tiempo libre.

Los servicios que suelen incluir las asesorías son asesoramiento fiscal, asesoramiento laboral, asesoramiento contable, administración de comunidades y fincas y asesoramiento jurídico. No todas ofrecen todos estos servicios, pero la mayoría si que lo hacen.

Administración de fincas

Es otra de los departamentos que suelen tener las asesorías y se encargan de la gestión de las comunidades de propietarios con el objetivo de facilitar la administración de la misma al presidente o al encargado. Un ejemplo de administración de fincas de propietarios lo encontramos en: https://www.beltranasesores.com/administracion-fincas-almeria/

Suelen tener un gabinete jurídico asociado para tratar el tema de morosos, indemenizaciones, negociaciones con los seguros y demás. Es un completo servicio que hace que el presidente de la comunidad no tenga dolores de cabeza durante la gestión.

Asesoramiento laboral, fiscal y contable

Son los típicos servicios de asesoramiento para autónomos y Pymes ya que te cubren prácticamente todos los trámites burocráticos que te puedan surgir. En el sector laboral, las asesorías te echan una mano en la confección de contratos de trabajo, nóminas, asuntos entre trabajadores o despidos e indemnizaciones que puedan aparecer durante la actividad de la empresa.

En cuanto al tema fiscal, la asesoría se encarga de las liquidaciones del IVA, impuestos de sociedades,etc. Estos temas son bastante delicados ya que hablamos de fiscales que pueden acarrear sanciones muy altas si no los llevamos como los tenemos que llevar.

En el terreno contable, las gestorías o asesorías se encargan de llevar los libros de contabilidad y llevar un control del dinero para evitar problemas en inspecciones de Hacienda y demás.