Inbound Marketing – Definición y etapas

El mundo del marketing es bastante amplio, es por ello que cambia constantemente, con el objetivo de mejorar las estrategias de ventas y lograr atraer más clientes; es en este punto donde aparece el Inbound Marketing. El inbound marketing es una nueva técnica que facilita y permite vender más en las plataformas de Internet, todo esto, con una estrategia realmente interesante que pasamos a comentar.

¿Qué es el Inbound Marketing y cómo funciona?

Según la agencia de Inbound Marketing Nothing Ad, es una estrategia que consiste en atraer clientes con una modalidad que funciona en 4 etapas, las cuales corresponden a los procesos de obtención de un cliente y van de la siguiente manera:

1. Atracción

El proceso de atracción, se hace por medio de múltiples técnicas de publicidad, como el posicionamiento SEO, las redes sociales, el marketing de contenidos, entre otros. Dichas técnicas permiten atraer al usuario hacia una página web, esto al hacer uso de información útil para el individuo.

Cabe destacar que cuando este recurso se utiliza de manera correcta, es posible lograr un tráfico notable de clientes. Además, parte de las plataformas que se pueden utilizar en el Inbound Marketing se encuentran los anuncios, la tracción SEM, Facebook Ads, entre otros.

2. Conversión

Luego de obtener visitantes o generar el interés de individuos hacia el proyecto que se posee, es necesario transformarlos en clientes reales, también denominados “oportunidades de venta”. Para comenzar a hacer esto es necesario entablar una conversación que se adapte a dichos individuos, puede ser a través de mensajes instantáneos, formularios o reuniones; luego de ello se procederá a responder cada una de las dudas o preguntas que posean.

En esta fase es vital mantener una conversación relevante o valiosa para los visitantes.

3. Cierre

Si las fases uno y dos han sido un éxito, entonces es necesario gestionar la relación con cada comprador en una base de datos registrada, esto es posible a través de sistema, como lo puede ser el CRM, así como también con las herramientas de automatización. La relevancia de esto es porque al contar con un sistema de gestión adecuado será posible controlar cada uno de los aspectos relacionados con el comprador, hasta que este se vuelva un cliente fidelizado.

4. Fidelización

Después de obtener un cliente, resulta necesario conservarlo, por lo tanto, los gestores deben encargarse de mantenerlos satisfechos; la manera de lograrlo es ofreciéndoles productos útiles y de excelente calidad. Además, siempre se debe mantener una comunicación con el mismo.

Beneficios del Inbound Marketing

Esta estrategia es utilizada cada vez más por los pequeños empresarios, esto debido a que otorga los siguientes beneficios:

Incrementa la confianza

Esto se debe a dos razones simples: primero, si se coloca mucha información sobre una marca y sus productos, el cliente siente mayor confianza, ya que entiende que es lo que está adquiriendo, cosa que no sucede muy bien con la publicidad de televisión u otros medios.

Debido a que se tiene un contacto directo con el potencial cliente, este se siente más importante y además, le permite aclarar cualquier duda que pueda generar desconfianza.

Es más rentable

Esta estrategia es menos costosa que otras, además, su verdadera rentabilidad viene en la obtención de clientes, ya que es en este punto donde destaca, debido a que el índice de ventas es mucho más alto.

Ideal para tener una buena administración

Al tener contacto directo con el cliente, es más sencillo tener una administración en la base de datos, es decir; es mucho más fácil saber qué es lo que desea y cuál es su opinión general sobre la marca y los productos que esta vende.

Los visitantes son de calidad

Quienes llegan al portal web, se encuentran interesados totalmente en los productos que se estén vendiendo, por ende, cada visitante es un comprador potencial, ya que han llegado allí, atraídos por medio del contenido relacionado al producto y/o servicio que se esté vendiendo.