El proyecto de empresa, primer paso fundamental para el emprendedor

En estos momentos el emprendimiento se alza como una de las mejores salidas a la situación de paro endémico que viven muchos ciudadanos y ciudadanas de este país. Pero, este camino, no es precisamente un camino de rosas, puesto que requiere mucho esfuerzo y dedicación. Es un camino que debe iniciarse con el establecimiento de un plan de creación de empresa lo más completo posible, para lo cual es muy aconsejable realizar el Master en Oviedo de administración de empresas con el que recibirás de forma práctica y meticulosa la formación necesaria para analizar la viabilidad de una idea de negocio, aspecto imprescindible tanto si es un proyecto empresarial nuevo, como si se trata de una empresa funcionando y requiere de nuevas acciones para conseguir nuevos objetivos.

El proyecto de empresa, primer paso fundamental para el emprendedor

Con este tipo de formación estarás preparándote de forma activa para ingresar en un mundo tan competitivo como es la gestión de empresas y tener herramientas altamente eficaces para lograr el éxito comercial de un negocio propio o para trabajar en una empresa ajena y conseguir que aumenten sus beneficios.

Pero en el caso de que quieras convertirte en un emprendedor, estos que vamos a ver a continuación son los apartados básicos que debes tener en cuenta y que, con un Máster en Gestión y Dirección Empresarial, los asimilarás a la perfección, con prácticas útiles y eficaces, con lo que estarás plenamente cualificado cuando inicies tu propio proyecto de empresa.

Pasos para crear un plan de negocio

Para llevar a buen término una idea de negocio, debemos responder con claridad los siguientes puntos.

Viabilidad del negocio

De ningún modo queremos gastar tiempo y dinero en un proyecto empresarial que no tiene ninguna oportunidad de triunfar, para asegurarnos de no cometer este error deberemos investigar en el sector, identificar y analizar a los competidores, aquellos que ya están peleando por un trozo del mercado en el que vas a entrar, empresas, personas, entidades que ofrecen la misma oferta o producto o algo similar. Según veas el nivel de competencia, si todavía queda un hueco que rellenar en un sector determinado, no lo pienses más y lánzate a la aventura.

Pero, aun sabiendo que hay sitio en el mercado para una empresa más, deberás tener en cuenta el equipo o tu propia valía para llevar el proyecto que tienes en mano a buen puerto, así como si tienes la motivación e interés suficiente y posees las competencias necesarias.

Igualmente deberás plantearte aspectos tan importantes como la necesidad de un socio o qué colaboradores vas a necesitar para llevar a cabo tu proyecto, también tienes que saber si interesa externalizar algún servicio, cuál será y en qué empresa confiar, si cuentas con la suficiente formación o vas a tener que realizar algún curso, taller o máster complementario…

Estructura del plan:

El desarrollo del plan de negocio y de su contenido va a variar sustancialmente de un proyecto a otro. En dependencia de su extensión y de aspectos tan diferentes como la inversión inicial a realizar, la dificultad de la actividad y la dimensión global del proyecto. En cualquier caso, existe una serie de apartados mínimos fundamentales que debemos contemplar obligatoriamente. Sobre todo, debe ser claro y conciso, con la idea de convencer a un inversor.

Los pasos son los siguientes que vamos a ver a continuación.  

1 Resumen ejecutivo

El objetivo de este resumen es el de captar el interés de futuros inversores, se debe presentar un breve resumen de aquellos aspectos que creemos más importantes del plan.

2 Presentación del proyecto

La presentación debe seguir un proceso determinado; Apertura que consiga captar la atención. Necesidad descubierta. Oportunidad de negocio. Producto, operaciones, distribución, promoción y precio. Competencia y análisis de mercado. Finanzas: rentabilidad, inversión, márgenes y ROE y finalmente un cierre contundente, es decir, ganarse al auditorio.

Debe quedar claro, cuanto antes, cuál es la oportunidad de negocio y el valor añadido que ofreces para que los oyentes calibren la calidad del proyecto que tienes entre mano y valoren la posibilidad de ofrecer ayuda.

Estudio de la competencia y análisis DAFO

Como ya comentábamos anteriormente, un análisis de la competencia es una tarea indispensable para cualquier emprendedor. Podremos identificar las fortalezas que las han llevado a ocupar la posición que tienen en el mercado, así como sus debilidades y cómo podemos usarlas a nuestro favor, y detectar ese valor añadido a nuestra marca para resaltar sobre estos competidores.

Con el análisis DAFO este trabajo será más detallado y útil, con él examinaremos las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de un producto o servicio competidor.

Plan de marketing

Este es un estudio del mercado que se realiza para conocer aquellos a los que te diriges, cómo es el público objetivo, qué necesitan y cómo podemos ofrecérselo; qué características producto/servicio debemos ofrecer, qué precios según el mercado y el coste de fabricación y distribución, la previsión de ventas; los canales de distribución, los medios para captar la atención de los interesados…

Recursos humanos

Si vamos a contar con más profesionales para sacar adelante el proyecto debemos saber y conocer cómo es el equipo, cuántas personas lo forman, condiciones laborales, salarios, etc.

Plan de operaciones o producción

Debemos ser descriptivos con los procesos de producción, procesos de compras, infraestructuras necesarias, etc. resumiendo de forma concisa todos y cada uno de los aspectos técnicos y organizativos que se encuentran relacionados con la elaboración de productos o con la prestación de los servicios.

Finanzas

También es de vital importancia realizar un análisis en profundidad de la viabilidad financiera, inversión inicial, ingresos, gastos fijos y variables, financiación, cuenta de resultados, etc. … Es conveniente que sea el propio emprendedor el que entienda y maneje las finanzas, aunque para ello deba formarse con algún curso.

Plan de Contingencias

El plan de contingencia es el conjunto de los procedimientos que, de forma auxiliar a la actividad normal, operará en caso necesario para que la empresa siga funcionando, aún cuando alguna de sus funciones deje de hacerlo.

Forma jurídica

Por último, la forma jurídica viene siendo una de las decisiones más importantes que debe tomar el emprendedor, estás pueden ser; como empresario individual o autónomo, emprendedor de responsabilidad limitada, comunidad de bienes, sociedad civil o colectiva, comanditaria simple, sociedad de responsabilidad limitada, de formación sucesiva, de nueva empresa, sociedad anónima, comanditaria por acciones, de responsabilidad limitada laboral, anónima laboral o cooperativa.