El cigarrillo electrónico gana la partida al tabaco

El tabaco es uno de los sectores más competitivos que se recuerdan. Dentro de un mercado de libre competencia, vamos como el tabaco ha ido modificando sus formas de consumo hasta situarse en una diversidad jamás conocida.

El cigarrillo electrónico gana la partida al tabaco

El cigarrillo electrónico es una de las opciones más demandadas hoy en día en el consumo de tabaco. Un ejemplo del sector es la cadena de tiendas de cigarrillos electrónicos ivapeo que, gracias a la calidad de sus productos ha logrado posicionarse como una de las alternativas más relevantes en el consumo de tabaco.

El éxito del cigarrillo electrónico

Pero, ¿por qué el cigarrillo electrónico ha tenido tanto éxito? Muchas personas han decidido pasarse al vapeo frente al tabaco tradicional, al menos en España. En España, la ley antitabaco prohibía en 2011 fumar en lugares cerrados por lo que las tiendas de cigarrillos electrónicos se multiplicaron de forma sorprendente.

Los diferentes aromas y el proceso de vapeo han provocado que muchos fumadores asiduos al tabaco más tradicional, dejen a un lado la típica cajetilla de tabaco y se pasen al cigarrillo electrónico, una de las alternativas más saludables y beneficiosas para consumidores de tabaco.

La cruzada de las tabacaleras contra el cigarrillo electrónico

Es curioso como las tabacaleras más clásicas han intentado, mediante acciones de marketing, desprestigiar el cigarrillo electrónico evitando así su propagación. No obstante, no han conseguido frenar esta alternativa al tabaco debido a sus innumerables ventajas frente a la cajetilla de tabaco tradicional.

Ha sido tan evidente la victoria del cigarrillo electrónico que se habla del posible fin de las tabacaleras clásicas, pasando de desprestigiar el producto a buscar artículos de vapeo bajo su propia marca.

No obstante, esta conversión o cambio repentino de opinión de las tabacaleras es algo que ya hemos visto o vivido. Antes de que el cigarrillo electrónico se pusiera tan de moda, en España vivimos el auge del tabaco de liar. El tabaco de liar no había sido una de las alternativas más demandadas años atrás, pero con la subida del precio del tabaco y la crisis económica muchas personas decidieron pasarse al este tipo de tabaco y evitar el tabaco tradicional.

Las tabacaleras clásicas, hicieron algo similar a lo que han hecho con el cigarrillo electrónico o vapeo: pasaron del desprestigio al mítico tabaco Pueblo o Golden Virginia a fabricar sus propias bolsas de tabaco de liar, cubriendo mucho más terreno en los consumidores habituales de tabaco.